VIDA EN

PSICOEVOLUCION

-Después del Estallido-

Ensayo sobre una comprensión de la condición humana.


año2002

Lidia Inés Balatti.


ESCRITOS Y ANTECEDENTES

  1. “El Encuentro Psicodiagnostico”. Paidos, 1983, Buenos Aires.
  1. “Estallido de la Integridad” Ensayo de Psicobiologia Psicoevolucion Ediciones 1994, Buenos Aires.
  1. “Algo del Todo de Todos” Opus I Ensayo poético del sentido, 1994, Psicoevolucion Ediciones, Buenos Aires.

Estos escritos titulados “Vida en Psicoevolución“ son continuidad psicoevolutiva integradora de lo desarrollado en las tres obras mencionadas más arriba. Por lo tanto tienen el sello de lo transformado en esa continuidad. El conocimiento es una constante transformación

Habrá textos de significado más claro y explícito otros más oscuros y difíciles de explicitar. En general, esto último responde a que la intuición perceptivo-comprensiva del momento evolutivo, es todavía difícil de transmitir en el lenguaje convencional que como tal es muy útil en lo "ya conocido". Propongo que se los tome como texto de investigación y referencias a desarrollar.

TOMO I: SECUELA TEÓRICO-TECNICA

TEMARIO

Prefacio:

  • Resumen de conclusiones básicas.
  • Conceptos de la Psicoevolución Integradora

       Capitulo I: Búsqueda de la “integración” en las técnicas de  

                         diagnóstico psicológico.

   Capitulo II:La complejidad y su pensar:

                         Una figura de la complejidad (Figura Compleja de Rey).

     Capitulo III: Desarrollo evolutivo de la función creativa

                       (Reestructuración intersubjetiva).

     Capitulo IV: Psicodiagnòstico en el Diseño Diagnostico pronostico Terapéutico (D.D.T.P.) de la “energía psicoevolutiva” y de la “selección electiva”.

PREFACIO

Resumen de conclusiones básicas

(Interfase: Tomo I Tomo II de vida en psicoevolucion)

      

          

Conclusiones y proyecciones extraídas de la experiencia pilotos de los 444 casos, en relación con la experiencia clínica mas amplia da la investigación y el equipo de trabajo (se detalla en “Estallido de la Integridad”, Ediciones Psicoevolución, 1994, BS. AS.)

* Aparición de indicadores semejantes en los individuos de la muestra(población): se presentan como individualizaciones (diversidad) de un proceso con rasgos comunes (unidad)(proceso análogo).Se observan concordancias con conclusiones de otros investigadores, corroboradas en la bibliografía y en contactos interpersonales (seminarios, congresos, charlas).

Conclusión I: Unidad de diversidad como modelo de lo humano en el mundo.

** Aparición en cada individuo de:

  1. rasgos semejantes en su seguimiento de vida: en la observación directa, y, en los test psicológicos y biológicos, repetidos a lo largo del proceso: retest: lo mismo, en transformación.
  2. Rasgos nuevos como expresión de desarrollo evolutivo (ver retest en la obra citada y en los capítulos II y III del “Tomo I” del presente escrito)

Conclusión II: estructura orgánica abierta (organizada según un sentido) con permanencias y cambios evolutivos: es igual a si misma con constantes ciclos re-generativos.

Conclusión III: (de I y II) El mundo humano es uno, diverso y evolutivo.

Conceptos de la

“Psicoevolucion Integrativa”

           Ver: “Estallido de la Integridad Op.Cit.

**En Especial: 1.1. Capitulo primero: 1.1.0., 1.1.1, 1.1.2., 1.1.3., 1.1.4.

Pensar: es pensar sentir actuar, en constante transformación: distintos modos integrados en evolución.

Ser humano: todo integrado en evolución, sus partes son miembros y contienen al todo.

Miembro: Parte viva integrada al todo que es el “ser” orgánico.

Si el miembro se desmembra, se aísla del sentido del todo:”Se enferma”.

Ecuación psicobiologica u orgánica de integración en evolución: indica el sentido de unidad del organismo del que se trate.

Se aplica tanto a un “organismo” como a un conjunto orgánico de comprensiones que se apliquen a un “organismo”.Toda ciencia de comprensión del ser-humano y su mundo tendría que tener ese sentido de unidad, a la vez que la diversidad en la comprensión de las distintas individualidades con sus características propias.

Unimultiplicidad o unidiversidad: Características de ser uno y múltiple o uno y diverso.

Proceso de Psicointegracion evolutiva: el que junta vinculando y produce un conjunto nuevo que continúa el sentido en una nueva dimensión : Psicoevolucion Integrativa.

Simple =complejo: no es simplificado-complicado: Lo uno, el sentido, lo integrado…: es lo simple. La relación entre lo uno y lo múltiple, el sentido y los diversos sentidos, lo integrado y lo disipado o caótico es: lo complejo. Simplificar seria reducir el todo a algún fragmento.

Derivaciones conceptuales

  1. ejemplo: todas las calificaciones que empiezan con “dis” refieren a una parte (o fragmento) no a un todo. Por ejemplo: discapacitado, disminuido, etc. Seria más adecuado hablar de “recapacitado” o de “recalificado” indicando un proceso que llevó a la reintegración del todo por cambio en algunos de sus miembros. Si el nuevo estado indica evolución hacia mejores posibilidades y sentido del todo (reciliencia), no hay enfermedad sino cambio de algunas posibilidades por otras, la evolución de esta comprensión debería traer una evolución del lenguaje para nombrar los diferentes estados evolutivos, según el sentido del todo, en lugar de definir sólo por las deficiencias.

Proceso psicoevolutivo: inscripto en el código genético, junto a los desarrollos habitualmente más observados que son los del cuerpo. Señala una constante reformulación del sentido de unidad en la diversidad del todo psico-biológico. ¿Correlativo a la evoluciona más abarcativa cósmico-espiritual?

Derivación espiritual:

  1. Si una subestructura pierde el “código” de su integración al “Todo” queda aislada de él, fragmentada. Si el “centro psicointregrador” en su activo proceso, recodificando la “parte aislada” la reconvierte en miembro del todo, y en relación al Todo universal, se produce un nuevo estado de psicointegracion del organismo. Dada esa experiencia, ese organismo adquiere mejores posibilidades y mejor integridad compleja. (correlación con derivaciones conceptuales A).

Lo psíquico-orgánico: estructura abierta (opera aperta), estructura “disipativa” (Ilya Prigogine). En ella lo vivido se hace estructura y esta, permaneciendo en la vida, se renueva constantemente.

Esa apertura también implica la correlación con el entorno. Biofísico, cultural,…en fin cósmico.

Experimentemos:

  • nada de lo que “es” me es ajeno….
  • Lo genético se reformula en la experiencia.
  • La experiencia va haciendo nuevas estructuras.

** Ver. 1.4. Capitulo Cuarto: 1.4.1(Estallido de la Integridad)

El ser humano se construye: en el vivir: Pensar –crear- planear-construir: se construye así mismo. Es esta una estrategia natural psicoevolutiva.

La psicoevolucion como concepción de la ciencia: lleva a la experiencia (teórico-técnica), la estrategia natural psicoevolutiva. Acompaña, reproduce y recrea el proceso de la Vida. Por lo tanto estamos percibiendo el Espíritu de la Vida.

Pensamiento psicointegrador-evolutivo: Resultado natural del proceso evolutivo (ver Piaget- desarrollo pensamiento- emotividad).

Se aplica ese tipo de pensamiento para la mejor comprensión del ser humano y su vivir: tiende a lograr la mayor unidad en la mayor diversidad, la mejor simplicidad en la mayor complejidad. Por eso es de alto gasto de combustión metabólica: necesita mucha energía psico-física: Importancia de la alimentación y de la existencia de nutrientes básicos de las vías neuro-endocrinas, de las funciones de integración orgánicas y psíquicas (inmunológicas   homeostáticas, de feed- back o de retroalimentación, de adaptación)

Funciones psicoevolutivas básicas:

  • Fuerza de integración: Poder creador
  • Energía“Psicoevolutiva”:combustible creador
  • Selección electiva: Sentido creador.


 



 

TOMO I

Capítulo I: Búsqueda de la integración en las técnicas de diagnóstico Psicológico

 

Nuevos conceptos básicos: observación desde las técnicas psicológicas como un espejo para la comprensión “psicoevolutiva-integradora” –holográfica, de lo humano y del mundo.

Reconocimiento de la Unidad Múltiple

Se fue construyendo una concepción que implica un juego constante de integración y desintegración, organización y caos, estabilidad y cambio.

Sin ese interjuego de ambos procesos, no hay vida, no hay evolución.

Vayamos al tema específico de este capítulo:”La integración de las técnicas” como espejos del vivir, uno de los aspectos en el interjuego de la Psicointergración.

Integrar, buscar alguna forma del entero, supone la intuición de esa unidad.

Tratar de integrar las técnicas de diagnóstico psicológico, supone, el hecho de su desintegración, y de una posibilidad de ser integradas.

Creadas en contextos diferentes y pensados desde un momento evolutivo en donde se privilegió, la diferenciación de los considerados componentes, del aparato psíquico, se generaron fragmentadas.

Integrar las técnicas, entonces, es a mi modo de ver re-pensarlas, recomprenderlas; en referencia a una concepción de “lo psíquico integrado”.

En principio, me referiré a dos formas de re-comprenderlas integrativamente.

Una de esas formas es considerarlas como complementarias y relacionarlas entre sí, como partes de un rompecabezas.De esa manera iríamos armando el psicodiagnóstico del todo.

Esta modalidad sería análoga a un pensar que Piaget denomina objetivo-concreto y que en la figura compleja de Rey es el armado por yuxtaposición de partes.

Cada test se piensa como una componente, interpretada luego en la experiencia clínica y desde algún referente teórico surgido de otros contextos.

En este modo de procesar, se va componiendo una percepción con una evaluación de: una inteligencia, un esquema corporal junto a características afectivas, etc. Y, esa composición será luego costextualizada en un esquema de referencia psicoanalítico, fenomenológico, cognitivo o algún otro.

Toda mi primera época hasta la publicación del “Encuentro Psicodiagnóstico” inclusive, usé ese sistema de integración.

No tenía otro, sentía sí, la profunda preocupación por la extrapolación de los modelos teóricos. Esa preocupación, junto a mi convicción de la integración evolutiva del ser humano y de su comprensión, me impulsó hacia la construcción de un modelo surgido de las técnicas mismas.

El ejercicio constante de ese tipo de integración conceptual con los seis tests que uso, me produjo una facilitación del acceso a la otra forma de integración de la que ahora voy a hablar.

En ésta, las técnicas conservan su diferenciación, siguen siendo partes. El cambio está, en que son partes (miembros) también analógicas de la unidad, a la manera de cómo lo son en un holograma. Es decir que, en cada una de ellas “observamos” y comprendemos a toda la persona.

Para ejemplificar tomaré la diferencia entre la foto plana, común y la foto holográfica.

Si amplificamos una parte de una foto plana, tendremos esa parte más grande. Si lo hacemos con una foto holográfica, tendremos en la parte amplificada con mayor o menor nitidez el todo. Análogamente, al enfocar y comprender una técnica o, una característica de una persona, captaremos el todo significativo de la persona toda con distintos grados de nitidez en cada técnica.

Para hacer una foto holográfica un rayo láser se divide en dos y uno de los haces va recorriendo el objeto, el otro recorre la imagen del objeto proyectada en un espejo, para luego juntarse y proyectarse sobre un plano en el que se obtendrá la foto multidimensional.

De manera semejante nuestra comprensión psicodiagnóstica en esta forma de la integración que, es Psicointegrativa, deberá bifurcarse: un haz de nuestra comprensión enfocará la dimensión específica del test que estemos estudiando y el otro la dimensión analógica del todo (la imagen espejada del todo) para luego juntarse conformando una analogía de la unidad múltiple, que es por excelencia el sujeto del psicodiagnóstico o de la comprensión de la persona unificada (bio-psico-socio-espiritual)

             Es decir:

El primero de los dos modos de integración, en el que se usa predominantemente un pensar objetivo-concreto, consiste en encontrar alguna forma del entero por la correlación de partes o estructuras complementarias.

Corresponde a la analogía de la foto plana y por ejemplo evaluaríamos en el Bender lo sensoperceptivo, buscando la complementariedad de la intelectualidad en el Wechsler y en el Rorschach y en el Phillipson lo afectivo-vincular.

A ese agregado de partes complementarias le daremos luego algún sentido unitario a través de un esquema de referencia teórico clínico.

Este modo de la integración incluye las integraciones tópicas o en niveles, como lo fue en mi caso la primera versión del D.D.P.T con sus 3 áreas... (Ver “Estallido de la integridad”)

En el segundo de los modos de integración que estoy proponiendo, la Psicointegrativa, se usa como punto de apoyo el pensar lógico-formal-analógico; corresponde a la analogía de la foto holográfica.

En ella, la figura diagnóstica del momento, que como lo psíquico es evolutiva, interrelaciona en cada técnica (tanto como en el conjunto) la dimensión específica de ella y la dimensión analógica del todo.

Es en este sentido que concibo un Test de Bender como reconocedor de lo sensoperceptivo y a la vez analogía de toda la personalidad del estudiado y al mismo tiempo metáfora de ese otro todo, que es esa particular relación intersubjetiva de ambos participantes en el proceso diagnóstico. Esta a su vez ejemplifica o es análoga al desarrollo evolutivo de la dimensión histórica ínter subjetiva de la persona.

Creo, que sólo, desde esta concepción se puede hablar de que en un Bender, podemos encontrar una analogía de cortes en la evolución afectiva.

       Por ejemplo: indicaciones como corte en las líneas de la figura 6 y que según mi experiencia son característicos de estructuras de personalidad borderline.

Siguiendo el proceso: recomprenderemos esa dimensión en       la “Figura Compleja”, cuando se da la ruptura del pensar lógico-formal. Algunas veces con una regresión al pensar objetivo-concreto, o (más leve) a un "lógico-formal no fraguado", o en las modalidades actuadoras a un pensamiento arrastrado por la acción.

Será el Wechsler, el que nos permita, ir siguiendo la estabilización de esa estructura en la que observamos en Bender el corte afectivo, y, con bastante frecuencia, reconocer lo que he llamado una “ruptura simbiótica precoz”, en un Vocabulario bajo, posiblemente superado por Semejanzas en un desarrollo sobreideacional, o, por comprensión visual en un desarrollo psicopático.

En el Rorschach podremos reencontrarnos en los contenidos con esa “dimensión de ruptura” tal vez en respuesta de “algo abierto” “le falta una parte”, “creo que tendría que seguir unido y esta separado (L VII)” “esto parece una rama... pero acá... un cangrejo.”

En la estructura de las respuestas del Rorschach encontraremos también alguna forma de fragmentación: recortes pequeños, inusuales o parcializantes de la mancha. Y en la secuencia, cortes bruscos y severos en la organización con la aparición de un caos, en el que habrá que comprender: si hay disipación creativa, o, quiebre repetitivo de aquella ruptura evolutiva ( “simbiótica precoz”).

Será en el Phillipson donde podamos vislumbrar la narrativa vincular de esas rupturas:      “la muerte de un amigo”... “aquel niño perdido”... “la silla que nadie ocupa”...

           En fin, ese todo en el que señalamos la faceta de sus “rupturas” está analógicamente en cada una de las técnicas parciales. Es una construcción a partir de una intuición y es una intuición que se construye, comprensiva y conceptualmente.

Construcción que conlleva la relación constante de la parte y el todo, lo uno y lo múltiple… lo masivo y lo discriminativo o diferenciador, la organización y el caos.     Interrelaciones que he denominado ecuaciones psicobiológicas.

Hay múltiples analogías de eso que he llamado “Proceso Psicointegrativo en Evolución”, que como tal, lleva impreso el sello de su propia transformación.

Al ser estrategia de la Psicoevolución, la Psicointegración es ella misma evolutiva o sea que su éxito estará en ser superada por una estrategia de mejor desarrollo.

   Para que una estrategia evolucione hay que profundizar sus posibilidades...

Hemos sobrevolado por la estrategia psicointegradora en las técnicas de psicodiagnóstico. Quisiera hacerlo ahora durante unos minutos, sobre la aplicación de esta estrategia, a la correlación entre tests psicológicos y E.E.G.; y, las metáforas numéricas.

Recordaré con ustedes una pregunta que me hice múltiples veces:

¿Cuáles han de ser las estructuras de comprensión de esa estrategia, por ejemplo para incorporar psicointegradoramente, metáforas matemáticas a la comprensión de lo psíquico?

Dicho de otra manera:

¿Cómo incluir la matematización consiguiendo el aporte del cómputo que en su sentido etimológico se expresa como: “caer en la cuenta y limpiar malezas”, sin deformar, reducir o simplificar la riqueza de lo psícobiologico?

Como respuesta a esos interrogantes y propósitos hice algunas elecciones durante el proceso de integración:

  • Elegí modelos matemáticos más cercanos a lo analógico: para mí por ejemplo “el de las relaciones  de equivalencia de un conjunto “, que me sirvió para graficar lo que llamé la “red de ecuaciones psicobiológicas”.
  • Contextualicé los datos numéricos: por ejemplo que el 72% de los 444 casos de la experiencia piloto, fueran diagnosticados como caracteropatías, sólo adquirió significado cuando relacioné ese dato con mi concepción clínica y técnica de lo que es una caracteropatía, y, a la vez con datos fundamentales de la muestra, como por ejemplo los que llamé “condiciones de selección de esa muestra” (ver “Estallido de la integridad” Op.cit.).

Por otro lado:

  • - Fui construyendo la comprensión de los porcentajes y de la correlación de datos, de test psicológicos y de test biológicos, como una frecuencia de aparición de correlaciones, que no indican ningún tipo de relación causal, sino que son una analogía del proceso de Psicointegración evolutivo en el que se dan.

Por ejemplo, que el 87% del los 444 de la muestra, presenten “rasgos psicoorgánicos”, da cuenta, en una analogía numérica, del estado de Psicointegración del proceso del que han surgido, en donde interviene mi formación y especial interés en encontrar metáforas de lo psicobiológico.

Al tenerlo en cuenta e interrelacionarlo, surge el aprendizaje y la posibilidad de transmitirlo para que otros puedan disponer del modelo diseñado.

El proceso que estuve describiendo comenzó allá en un lugar bañado por el Río Paraná.

Allí asistí en mi infancia a los ciclos de la naturaleza, allí comprendí la armonía de la integración y sus estallidos.

Luego tuve que ser puente entre muchos ríos, relacionar perspectivas médicas y psicológicas, neurológicas y cognitivas, conductistas, psicoanalíticas y fenomelógicas.

I sobre todo comprender que ambas márgenes son sólo orillas del mismo río. Perspectiva que fue generando una forma de comprensión de la unidad.

Los puentes conceptuales como los Eclécticos y los Integrativos, pueden ser un aporte para ello. Sin embargo creo que la unidad está, mejor que en la relación de teorías sobre la realidad, en el desarrollo de una comprensión unitaria (pensar-sentir) que es una analogía de un ser humano uno-unido, en sí-con otros, en-el-mundo.

     La Psicointegración en Evolución o Psicoevolucion Integradora, es un proceso de la vida en su analogía de lo psíquico, es y, desarrolla el reconocimiento de la unidad/diversidad. Está en constante evolución y por lo tanto es de esperar que se vaya transformando.

                                                                                

                                                           En sí/ con otros

                                                              En evolución                      

                                                                                   Con ustedes.

TOMO I

Capítulo II: La complejidad y su pensar.

Una figura de la complejidad (figura compleja del Rey)

Una Comprensión de la Complejidad intersubjetiva

                           (Método espejo: el Psicodiagnóstico)

                                                 Hilvanaré tu caos

                                                 en la humana trama.

                                                 Y se dibujará

                                                 un sentido que te abrigue.

En esas metáforas resumo el sentido de la comprensión de la complejidad intersubjetiva. Trataré de iniciar en este capítulo, la apertura de “esas” metáforas y sus espejos, como paradigmas de lo uno y de lo múltiple, lo simple y lo complejo. El psicodiagnóstico, como metáfora de metáforas, o espejo de los espejos, para ser analogía de la intersubjetividad, ha de ser suficientemente uno y simple, a la vez que múltiple y complejo.

El pensar de la complejidad sólo puede ser construido por la complejidad del pensar.

Si me acompañan a recorrer una parte del camino, encenderemos luces, enfocaremos lugares, reconoceremos secuencias, para descubrir imágenes metafóricas con sus volúmenes y sus movimientos en el espacio y en el tiempo. Se irán dibujando significados en mi proceso de pensar lo intersubjetivo. Esos significados son un modo de comprender a ese ser humano que se acerca preguntando sobre sí. Una forma de responder, quedará contextualizada por el Encuentro Psicodiagnótico. Los instrumentos son los tests psicológicos y los datos de observación, todo ocurriendo en una relación intersubjetiva, por ejemplo la del encuentro entre consultante y consultado.

Intentaré hacer aportes sobre aspectos de ese procesamiento, de las técnicas, de las estrategias y de la mayor cantidad de aspectos del proceso y de las interrelaciones que muestran su unidad. Me esforzaré en lograr una seriedad de trabajo lo más despojada posible de investiduras artificiosas. Estas nos velan la riqueza multifacética de la producción humana, también de la que resulta de un protocolo de test y alguna de sus posibles lecturas. Tanto en un complejo Rorschach como en las “simples”figuras del Bender copiadas en una hoja, encontramos la riqueza de ese “todo” que es la persona que consulta. Esos “protocolos” son una forma de diálogo y de algo de eso voy a dialogar con ustedes. ¿no son acaso encuentros de subjetividades en diálogo nuestros momentos de “conocimiento”?

           Pienso que conocer es un día- logos, es conocernos de a dos, o más.   En este diálogo la integración del Psicodiagnóstico, la vivencia perceptiva, la penetración intuitiva, el aporte de cómputos y parámetros, conforman la riqueza del lenguaje analógico que permite la comprensión de lo intersubjetivo. En la complejidad de lo analógico podremos encontrar una analogía de complejidad.

De esa manera se va procesando el pensar/sentir como ecuación de la “Psicoevolucion Integradora". En estas páginas tomo un proceso de síntesis de los parámetros del Diseño Diagnóstico Pronóstico Terapéutico (DDPT).Lo reconozco como útil para el acercamiento a la calidad del proceso de Psicointegración; un modo complejo de comprensión, tanto de la unidad psicológica como de los modos de acercarse a ellas.

Propongo comenzar a sintetizar el D.D.P.T. en algunos módulos complejos de interrelaciones, para acercarnos a la calidad del proceso Psicointegrativo: Módulos de la Calidad Psicointegrativa: M.C.Ps.:

        

                                                 Resumen por Áreas:

 

 

 

 

              

 

     

                     Índice de Fuerza de Psicointegración (I.F.Ps): W%/ F%/ M%.

                     W%: porcentaje de respuestas sobre la totalidad de la mancha.

                     F%: porcentaje de respuestas dadas por la “forma”

                     M%: porcentaje de respuestas que incluyen movimientos humanos.

                                      

                     

            

E.C.S: Estructura Contenido Secuencia  

Tomamos el protocolo de Bender; penetrándolo, descubriremos esa matriz fundamental de lo psicobiológico en su vital movimiento. Hacia adentro o hacia fuera, hacia arriba o hacia abajo, algo detenido en el centro… Rápido, lento, volcado, retenido. Todo esto en el "espacio tiempo". En el espacio las formas, y en el tiempo el impulso. En la unidad psicobiológica la relación tiempo/espacio, impulso/forma. Buscando en esta ecuación y sus implicaciones, descubriremos el signo de la inhibición en el empequecimiento de las formas y el desplazamiento a la izquierda y hacia arriba. Sabremos la forma del movimiento: si se acerca o se separa (tiempo, curvas, tangentes y ángulos); y si organiza su espacio/tiempo vital (distribución, orden). Los rasgos de la capacidad de diferenciar, los observaremos en la precisión de las formas y en la conservación de los espacios. Percibiremos la desorientación, en las rotaciones. Notaremos la capacidad de atravesar los límites y dar paso al impulso creador de lo nuevo, cuando: los elementos se integran con signos de “liberación”como la sinuosidad de las curvas, algún ángulo abierto, libertad en el uso libre del espacio etc., siempre en el contexto de buenas formas y organización. A través de estos indicadores reconocemos el “módulo-ecuación: impulso/forma”como matriz fundamental de una buena calidad de Psicointegración….

Los indicadores de la impulsividad ecuacionados con los de la forma, darán un extremo inhibitorio paralizado cuando aparecen pequeñas figuras de ejecución casi perfecta, agolpadas en la parte superior de la hoja y realizadas lenta y retenidamente. O por el contrario, un extremo impulsivo, en una realización signada por la invasión de la hoja y/o en formas arrasadas por la aceleración del tiempo de ejecución y sin respeto por los límites. Ambos extremos son igualmente paralizantes de la evolución de lo nuevo.

La presencia del impulso y de la forma en una ecuación, con un leve predominio de uno u otra, es el interjuego necesario para atravesar el límite, incorporar algo nuevo a lo cual volver a dar forma. Ese juego instala la evolución en su constante interrelación de estabilidad y cambio. El impulso es el cambio, si la forma es la estabilidad en relación con el impulso.

Alicia nos puede auxiliar para ejemplificar esta ecuación impulso/forma. De ella podemos observar dos protocolos de Bender con una diferencia entre uno y otro, de 2 años y 4 meses.

La singularidad del primer protocolo la llamaría “huída en el estancamiento y la adhesión”, el indicador patognómico, la Fig.6 con perseveración en ambas líneas y la vertical corrida hacia la izquierda. Recordemos que la perseveración es un modo de realización en el que se manifiesta la impulsividad explosiva, en el seguir haciendo y el control adhesivo, en el quedar ligado a la misma forma. En el Bender de Alicia se repite la perseveración en el seguir haciendo puntos de la figura 1 en la figura 2 o cuando hace muchos mas puntos en la figura1.

       El marcado aumento de tamaño y deformación de la Fig.3 (aumento del eje vertical) expresa impulsividad y retracción del contacto con la realidad.

En la realización del Bender la observamos a Alicia, apretada entre fuertes deseos explosivos e igualmente fuertes controles formales, ha perdido su capacidad de crear y evolucionar y se está enfermando de repetir. Ahí se centra su consulta. Se siente mal en sus vínculos repetitivos y estancados en el pasado (endogámicos), pero no los puede dejar. Esta queja en la consulta confirma lo que he llamado “huida en el estancamiento”, como ligazones inadecuadas en una estructura en la que la forma de su impulso, la retiene en sus expresiones conductuales y en la evolución en su estructura intersubjetiva (contactos interpersonales).

Luego del trabajo evolutivo de 2 años y cuatro meses, nos encontramos con un protocolo de Bender caracterizado tanto por una disminución de la impulsividad, como por mejores formas. Para mí es claro que el cambio está en la ecuación impulso/forma. Se mantiene una tendencia a la perseveración y la ejecución rápida entre otros indicadores impulsivos. Pero las formas son más nítidas y los espacios mejor conservados. En fin, ha podido lograr una buena relación entre el impulso y la forma, para que el impulso pueda ser transformado en un proyecto realizable. Ahora sí nos encontramos con una matriz básica impulso/forma que puede crear evolutivamente, lo que quedará corroborado con el comienzo de la carrera de Alicia como escultora.

La situación afectiva sigue expresando indicadores como en la figura 6 que cierra el protocolo, mostrando dificultad en congeniar el vínculo consigo (línea curva vertical de la figura 6) y el vínculo con los demás (curva horizontal); pero, se ha modificado aquella ligazón repetitiva a vínculos del pasado. Esto fue confirmado en los tests de Area III y en la historia personal y su evolución.

Vayamos ahora al segundo módulo de la calidad de Psicointegración, la ecuación texto/contexto en la figura Compleja. Esta figura aumenta la complejidad guestáltica del test de Bender de tal manera, que aparecen con más claridad las estructuras operatorias del pensamiento complejo. En esa figura podemos estudiar la manera en la que el sujeto de la consulta construye estructuras fundamentales, y, cómo las relaciona con subestructuras ligadas a ese todo. Estas subestructuras serían más concretas limitadas y con un sentido en la relación con aquellas estructuras fundamentales.

Cuando en una Figura Compleja encontramos un buen encaje y relación entre el patrón fundamental (rectángulo), las subestructuras fundamentales de enlace (diagonales y medianas fundamentalmente) y las subestructuras accesorias particularizantes (las demás partes de la figura), podemos hablar de una buena relación texto/contexto.

Si la figura se construye sin plan, de manera confusa y errática, y el resultado tiene sólo un parecido parcial con el modelo, no hay reconocimiento y discriminación del texto y del contexto; por lo tanto hay falta de reconocimiento, desorden y confusión en la estructura operatoria del que lo realiza. Estará indicando una característica de ese tipo de Psicointegración en este módulo, que es un indicio del modo de pensar del que realiza el test.

Otro modo de construcción de la figura compleja es el que refiere al pensamiento de las operaciones concretas, la figura es reconstruida yuxtaponiendo subestructuras accesorias; de parte a parte como un rompecabezas, sin la visión de conjunto. En este tipo de pensamiento, el perderse en detalles es lo habitual, su pensar es precario, vago y/o confuso, los pensamientos son segregados del conjunto en el que adquieren sentido. Pertenece este modo de construcción a estructuras de personalidades lábiles y vulnerables.

Una ecuación texto/contexto opuesta a la reconstrucción por partes, es aquella en la que se observa el dibujo de la figura realizado bordeando el contorno de la misma, como una armadura en la que luego se van agregando los detalles. En este caso tampoco hay discriminación del patrón fundamental. Se usa el contorno externo como apoyo ante la falta de discriminación de dicho patrón. Se da a veces en los pre-adolescentes ó adolescentes, cuando están saliendo de las “operaciones concretas” y, como paso previo al logro de las estructuras “lógico formales”. En un adulto ese modo de copia indicaría que no han sido logradas esas estructuras “lógico-formales”, y que las generalizaciones y conceptualizaciones serán imprecisas. También darían cuenta de un rasgo de carácter en el que el objetivo es la búsqueda de seguridad y/o la huída, en lugar de la comprensión de la realidad (se observará si coincide con globalizaciones imprecisas en el Rorschach). En el caso de Alicia muestra un buen reconocimiento de las estructuras fundamentales con perturbaciones en las subestructuras parciales. Sería una estructuración típica de las intelectualizaciones con seudo-reconocimientos, o desconocimiento de las diferencias particulares. En esta estructura de pensamiento se puede reconocer el germen de sus relaciones endogámicas.

Siendo las arriba descriptas algunas de las relaciones texto/contexto que más he observado en la Figura Compleja, quisiera mencionar dos casos de relaciones inusuales como ejemplo de la gama de posibilidades que se pueden presentar. En el primero de ellos, la persona que realiza el test reconoce y dibuja como patrón fundamental las medianas del rectángulo, y, en el segundo las diagonales. En el caso de observar como patrón fundamental las medianas del rectángulo, he encontrado en la historia vital la ausencia de figuras de autoridad guía. Esta carencia parecería haber dejado una estructural necesidad de marcar las coordenadas (vertical-horizontal) en donde comenzar la construcción del mundo. El segundo modo de realización: el comenzar con las diagonales, lo encontré en personas que abandonaban precozmente a las figuras paternas o de autoridad. Podría considerarse como estructuras de huída de todo lo que les signifique patrones de autoridad.

Retomamos Alicia, caso con el que veníamos ejemplificando para reconocer observables en este juego ecuacional de la Figura Compleja. Allí podemos detectar que ha logrado las operaciones lógicos formales. No obstante, el predominio impulsivo produce una ruptura de la relación del patrón fundamental (rectángulo) con las medianas o subestructuras de enlace. Estas conectan los conceptos de síntesis (patrón fundamental) con las realidades particulares. Por ejemplo observamos que Alicia conceptualiza de entrada el rectángulo de la Figura Compleja como patrón fundamental, pero inmediatamente realiza las medianas descontextualizadas de él: el impulso rompe la guestalt conceptual en la reproducción de memoria, se observa el desplazamiento agregado, y falta de subestructuras particularizantes como confirmación de la inadecuada relación texto/contexto.

A los dos años y cuatro meses en la copia de la figura 6 del Bender, la impulsividad ha disminuido y las medianas del rectángulo de la Figura Compleja son contextualizadas como tales, en el momento de copiar la figura. En la reproducción de memoria los desplazamientos son menos deformantes que en la primera toma, pero, aparece un singular hecho indicador de cierta fragilidad de las estructuras de conexión de “la realidad”: el triángulo de la derecha lo construye desplazado y separado del patrón fundamental. La descontextualización pasó del momento de copia en el primer Psicodiagnótico, al momento de reproducción de memoria en el retest, y mas directamente relacionado con el contacto con el mundo. En el test de Phillipson se puede observar este aspecto estructural en la imagen que expresa al decir: “está mirando como pasa la gente desde un balcón”.

                    

El tercer módulo y conjunto de módulos, lo forman las ecuaciones posibles en el Wechsler.

Si tomo el caso que venimos siguiendo como ejemplificación nos encontramos con una curva de Wechsler que nos grafica la importancia de la ecuación Cubos/Rompecabezas. La función de mejor rendimiento es construcción con Cubos. Esto constituye un rendimiento fuera de patrón, porque Cubos habitualmente disminuye en neuróticos y normales. Rompecabezas en mi experiencia se relaciona a una buena capacidad de organización visual, y de reconocimiento de sí mismo. En este caso el puntaje de Rompecabezas no es malo esta dentro de su media y de la media esperada par su edad, pero ampliamente superado por Cubos. Esta ecuación Cubos/Rompecabezas (16/12 puntos) con un marcado predominio de Cubos que, además supera vocabulario esta indicando tendencias disociativas en la conducta. Si además relacionamos con un bajo puntaje en Completamiento de Láminas y Aritmética queda indicada en la curva de Wechsler una estructura con desconexiones con la realidad externa e interna. Confirmamos lo observado en la ecuación impulso/ forma, en texto/ contexto y enla singular imagen de Phillipson, usada como signo de referencia de módulos indicadores que destaqué: “mirando pasar la gente desde el balcón”.

A los dos años y cuatro meses un nuevo estudio de la estructura intelectual a través de la forma del Wais muestra una mejoría de su capacidad de autoreconocimiento. El cambio es en la ecuación Cubos/Rompecabezas, Cubos disminuye su puntaje un punto y Rompecabezas aumenta dos. Esto confirma mi concepción de que los cambios no se dan en los indicadores sino en la relación entre ellos y entre conjuntos de ellos en interrelación: “ecuaciones”.

Se confirma la mejoría en la percepción de la realidad con el aumento en Completamiento, Ordenamiento de Láminas y Comprensión Verbal.

De las otras ecuaciones posibles, como componentes del tercer módulo a estudiar en el Wais, o Wechsler, la de Dígitos/Aritméticas es tratada en la bibliografía clásica (Rapaport), Vocabulario/Semejanzas (Estallido de la Integridad, Lidia Balatti). Mencionaré aquí la importancia de considerar una disminución de Vocabulario respecto de alguno/s de los demás subtests como muestra de perturbación seria (cierta) de los primeros años de vida. Si es superado ecuacionalmente por Semejanzas, se indicaría a partir de ese déficit básico (hipointegración desintegrativa) un sobredesarrollo ideaciónal de tinte paranoide (sobreintegración desintegrativa). En caso de que Vocabulario sea superado por Comprensión Visual, sería un sobredesarrollo de la acción y el manejo social de tipo psicopático.

¿Qué quiere decir en términos intersubjetivos esa ecuación: Cubo mayor que Rompecabezas en el Wechsler de Alicia? Podría decirlo de esta manera: tan bien aprendió a distanciarse, que se perdió a sí misma para no encontrarse con los otros. En el pasado ¿cuántas veces buscó estancándose en vínculos repetitivos como nos mostró en el Wechsler? Para eso tuvo que cortar los lazos con las realidades que le querían mostrar el estancamiento, sacarse de su contexto actual y repetir el pasado (ecuación texto/contexto en la Figura Compleja).

Y ahora vamos a buscar la Fuerza de psicoevolución integrativa que hay en esas propuestas intersubjetivas.

Tomo la interrelación de tres cómputos, fórmula que presento en la obra citada, “Estallido de la Integridad”, como una muestra de lo que llamo “Fuerza de Psicointegración”.

     1er. Rorschach                                       2do Rorschach

                                                             (a losdos años, cuatro meses)

         R       =       12                                                 R       =     27           W=9=75%                                                    W=   4 = 40%

           F+ext = 9   =   75%                                       F+ext = 88%

         M         = 4   (F+) Fm en %                          M = 7 (F+)

En la primera toma, el índice de Fuerza de Psicointegración es bajo, por alta rigidez y bloqueo en el marcado aumento de W (respuestas sobre toda la mancha, globales) y la disminución de la capacidad crítica y de las estructuras particulares (ver lo descripto en Área I, Figura Compleja ). Las buenas respuestas de movimiento humano muestran posibilidades constructivas y creativas, inhibidas por el bloqueo. En el retest, el Índice mejora en la plasticidad de la estructura, al disminuir a un porcentaje adecuado de W en relación al aumento de las respuestas, recuperando sentido crítico y la fuerza del hacer (F+%); han crecido también las posibilidades creativas (M = 7).

Tomaré ahora un ejemplo de gran riqueza de la interrelación en el módulo E.C.S.: “Estructura Contenido Secuencia”.

¡Qué fuerte tu callado grito Alicia! Cuando dijiste ante la lámina II del Roschach: “¡Qué cosa rara! ...Veo como que hay dos manos… de personas diferentes, porque la posición es muy difícil… me da la sensación de que salen de la tierra. Es como si fuera un atardecer o un amanecer y salen las manos hacia la luz… las manos buscan el sol…”.

Cuando percibí esta imagen de tu estancamiento y tu desesperado e infructuoso deseo de salida, comprendí tu estallido de la Lámina x: “un cohete espacial…que está saliendo”…”éstas son las explosiones que se producen cuando salen”. En estas imágenes en las que relaciono la estructura, el contenido y la secuencia en el módulo E/C/S, vuelvo a encontrar ese tironeo antitético: debajo de la tierra o, ¡al espacio! Busco entonces con qué configurar estructuras de enlace, de vínculos; y, tomo lo que dijiste, cuando te pregunté en la primera entrevista porque habías venido y me contestaste:…”porque me dijeron que eras cálida”. Busqué luego en la Lámina VII, allí dijiste:…”dos chicas bailando de espaldas”…”así también, dos chicas bailando o mirándose… estas se miran mal, las otras están de espaldas, no se miran”…

Y en el ciclo de desarrollo de 2 años y cuatro meses,” te miré con calidez y bien… y fuimos acordando que significaba eso”.

Al terminar el ciclo, en la segunda toma del Rorschach dijiste en la Lámina VII….”acá veo dos mujeres de espaldas y así del otro lado, dos mujeres que se están mirando…son más jóvenes las chicas, bailando, se les mueve el peinado “. De esta otra manera veo la cara de un chancho…más parece un perro”… “un chico gateando”.

“Las más viejas, las jóvenes y los más chiquitos, además los perros”.

                 Estas imágenes analógicas dibujan en la trama del vínculo con Alicia, la reiniciación del cambio evolutivo que se había estancado. Se está expresando en metáforas a través de la presencia de las distintas generaciones que dibujan la flecha del tiempo. Tiempo de a dos, o más, vivencias relativas. Concibo lo intersubjetivo como una dimensión de la “flecha” del tiempo en esta tercera dimension, siendo como él, evolutivo en el sentido de lo humano

Nota: Alicia llegó, a desarrollar la carrera de escultora, se casó y tuvo dos hijos a partir del proceso de re-encauce evolutivo, posterior a su consulta y estudio.

TOMO PRIMERO

Capítulo III: Desarrollo evolutivo de la función creativa

(Reestructuración intersubjetiva)

Recuerdo aquella frase bíblica y... Dios creó al hombre a su imagen y semejanza.

Siento: nada se nos da pensado, sentido o hecho. Todo hay que hacerlo, pensarlo y sentirlo; para luego rehacerlo, repensarlo y re-sentirlo.

Llamo FC.: función creativa, a la posibilidad del psiquismo de “reconocer” en sí y en el mundo lo virtual y transformarlo en “real” o posible. Si “renunciamos” a ella degradamos nuestra “imagen”: al interrumpir, detener o desviar la evolución.

En tanto la “Función creativa” nace con la persona y se desarrolla con ella, un estudio de amplio espectro de lo psíquico nos dará cuenta del desarrollo posibilidades y limitaciones de esa función. Observamos en el D.D.P.T (Diseño Diagnóstico Pronóstico terapéutico- ver Estallido de la integridad Op Cit.) la Función creativa en cada una de las Áreas del Psicodiagnóstico.

¿Cuándo damos algo por creado? Cuando ese algo antes, en lo que llamamos “pasado”, no estaba; por lo menos de la misma manera.

       La creación podemos decir que se da entonces, fundamentalmente, en la dimensión del tiempo tal como habitualmente lo comprendemos.

       El espacio, al contener y limitar el tiempo va diferenciando en lo que era, lo que es.

       El interjuego entre el “factor temporal de transformación” y el “factor espacial formalizante” es el primer juego matriz de la “función creativa”.

Me aproximo en primera instancia a esa ecuación tiempo y espacio con los tests grafoguestáticos: (Bender y Figura Compleja), que observan la psicomotricidad en la dimensión ideacional de co-construcción del espacio. En estas pruebas, el tiempo está inscripto en el impulso al movimiento, y, el espacio por el lugar que ocupa y la forma que adquiere al irse construyendo. El impulso primitivo al movimiento no discrimina tiempos, transcurre en un devenir indiscriminado y constante. La posibilidad de detener el impulso y demarcar el tiempo diferenciando el "presente", funda la estructura básica de la “Función Creativa”, asentada sobre los patrones guestálticos psicobiológicos.

Si en el test de Bender las formas aparecen desintegradas o con aspectos regresivos severos se puede pensar en una “lesión de la función creativa”. Podría referir a lesión del sistema nervioso, transtorno neurobioquímico, perturbaciones socioeconómicas, perturbación grave de la personalidad. (Conclusiones del trabajo con cómputos en el libro “Estallido de la Integridad”.) Si no se da desintegración de las formas pero sí indicadores de “impulsividad” como rotaciones, alternancia de tamaños, perseveración motriz tendremos una perturbación en el tiempo, en el funcionamiento.

Si observamos una impulsividad con serias dificultades para ser controlada y aceptar límites del espacio; o hay indicios de excesivos límites que inhiben el movimiento, hay indiferenciación pasado-presente, no se hizo el "pasado", por lo tanto la conducta será repetitiva y no creativa.

Reestructurar el control adecuado del impulso para que se pueda hacer la demarcación y reconocimiento del tiempo será tarea inicial de la reeducación de la “Función creativa”. Sin esa reestructuración de la impulsividad no puede haber cambio, pues para que a alguien pueda dejar de pasarle lo que le pasa y cambie, ha de reconocer el tiempo en el que le pasa, para poder salir de él. Es también adelantar el futuro en donde eso no pasaría, para desde allí reconocer lo que estaba ocurriendo: penetrando en el “tiempo fuera del tiempo”: tiempo de la creación.

Es este el proceso de “reconocimiento”, paso inicial del “Desarrollo evolutivo de la función creativa”, en la dimensión del tiempo. El impulso se va “modelando” y en lo perceptivo se genera lo ideacional. En este nivel, “reconocer”lo que pasa, es diferenciar el contexto de los significantes (síntomas) a través de los cuales se expresa. Esta posibilidad está dada por la capacidad de síntesis y la de discriminar lo fundamental de lo accesorio que se da en el proceso de abstracción prototípico del pensamiento lógico-formal.

Ese proceso del pensar lo evalúo a través de la “Figura Compleja” de Rey en sus dos momentos: copia y memoria. En esa tarea lo senso-perceptivo observado en Bender se conjuga con lo ideacional en la integración diferenciada de la síntesis abstracta: fundamento de lo “simbólico”.

En la figura a copiar están los elementos, la síntesis del patrón fundamental es una creación de la estructura del pensar que ha logrado las operaciones formales, en la persona que realiza el test. Un joven o adulto que en la “Figura Compleja no puede estructurar el patrón fundamental tendrá una perturbación de la “Función creativa”. La estructura perceptivo-ideacional de la “Función creativa” ha de ser reestructurada.

Hay variados indicadores y singulares realizaciones que dan la precisión sobre el tipo de perturbación.

             Por Ej. (Ver material adjunto al final del Tomo)

En el caso Delfina: en una reproducción con síntesis del patrón fundamental, pero con diagonales no sintetizadas y la duplicación durante la copia de una subestructura en el lado izquierdo del patrón fundamental. Esos indicadores señalan un pensamiento “lógico formal” no fraguado, lo cual dados los 20 años de la consultante y que en retest sucesivos desaparece, se halla ligado a la estructura emocional del pensamiento. En esa estructura se darán hechos repetitivos: en este caso tempranos y repetidos noviazgos y amistades con el sello de la simbiosis y la ruptura.

Las siguientes áreas del Psicodiagnótico sobre toda el área III (Rorschach, Figura Humana y Phillipson) nos darán cuenta del tipo y calidad de lo repetitivo. Luego se planteará el abordaje para organizar la transformación evolutiva.

Estudiado lo perceptivo-ideacional con su singularidad, pasamos, al Area II del Psicodiagnótico. En ella abordamos la estructura intelectual (Wechsler) a través de los productos cristalizados del aprendizaje, como interjuego recreativo con el entorno en la construcción histórica; tal vez con alguna equivalencia con aquella freudiana definición del “yo como precipitado de catexias de objeto abandonados”.

Esas cristalizaciones como la “memoria de experiencias”, “la conceptualización”, “la atención”, “la concentración”, “la anticipación y planeamiento visomotriz” el “análisis y síntesis”, por ejemplo, nos ofrecen la posibilidad de estudiar el modo y éxito de la adaptación a lo pautado convencional y las formas ideo-verbales del pensamiento digital.

Obtendremos como fondo para ser ampliado en Area III, datos sobre el pensamiento analógico y su lugar en las estructuras cristalizadas. Información sumamente útil, pues, se piensa que en la articulación entre lo digital y lo analógico se produce lo creativo.

Si estamos observando productos cristalizados podemos ver en ellos las presiones de que ha sido objeto esa estructura y los esfuerzos reguladores para soportarlas. En el caso Delfina al que nos venimos refiriendo observamos presiones precoces, en el subtest de Vocabulario disminuido, como signo de vivencia primaria precoz de aislamiento. Correlativamente, un Subtest de Semejanzas alto como esfuerzo compensatorio con desarrollo ideacional. Su historia relata parto traumático con deprivación materna por 40 días y cambio de país de residencia antes de instalada la lengua materna. La duplicación – disociación de una subestructura en la Figura Compleja de la que anteriormente hablamos, se resignifica en este otro nivel de la información.

En síntesis se integra el interjuego señalado de puntajes: Vocabulario bajo con Semejanzas alto con un medio educativo- afectivo de los primeros años de exigencia precoz de roles adultos. Por ejemplo, de cuidado y educación de los hermanos. Los modos de regulación son hiperrazonantes (Semejanzas y Aritmética más alto que Vocabulario). Estos reguladores configuran estructuras rígidas que implican pensar y actuar repetitivos: por ejemplo vínculos con personas que tienen que ser protegidos.

Convalida esta descripción una disminución marcada en el subtest de “completamiento de láminas”, indicador de dificultad en el reconocimiento de la” realidad”. Observamos en Área III los esfuerzos de Delfina “tratando de embellecer la realidad”.

Siempre que veo una estructura con reguladores rígidos e indicadores de sobreadaptación pienso:

Se necesita mucha riqueza para semejante inversión.

¿Dónde está el punto de plasticidad de la estructura?

Observé en Delfina, entre otros indicadores unos subtet de “composición de objetos” con alto puntaje al realizar los rompecabezas. Pude pensar entonces que contábamos con funciones aptas para el “Reconocimiento de sí – misma”. Allí apoyé la reestructuración creativa del vínculo consigo misma y con la realidad pues era ese el “punto de plasticidad” de la estructura.

La “Función creativa” necesita estructura organizada y adaptación a partir de las cuales las transgresiones son verdaderas creaciones, o sea, atravesar una realidad para organizar y reformular otra que pueda ser enriquecimiento es decir, logro de posibilidades nuevas para ser compartidas.

La cuestión de la “organización plástica” de la estructura se puede observar aún con más claridad en el área III del Psicodiagnótico, en donde el test privilegiado es el de Rorschach.

El material- estímulo de ese test constituye una realidad semiestructurada que provoca en el sujeto que se enfrenta a la tarea la necesidad de poner en marcha a la vez y con máxima intensidad sus capacidades de estructurar- organizar y las de conceptualizar por semejanzas, es decir las del pensamiento analógico. Es este el “juego matriz” de la “Función creativa” en donde lo organizativo más lo digital, entra en interjuego con lo analógico.

Penetrando el juego: organizativo-digital con lo analógico, a través de la producción del Rorschach, podremos delimitar factores que condicionan una adecuada “Función creativa”.

En el caso de “Delfina”:

1°)    Buen porcentaje (30 – 40) de respuestas dadas sobre la totalidad de la mancha, indicando: organización, habilidades e interés para planear y para captar grandes conjuntos: energía a disposición de los procesos asociativos y para vencer obstáculos. Esos éxitos a su vez retornaran en autoestima y fuerza personal.

   2°)     Respuestas de movimiento predominante en figuras humanas, representantes a nivel ideacional de la fuerza creadora del impulso. En las láminas del Roschach están la forma y los colores, pero no el movimiento. Este lo aporta el sujeto a la “realidad de la mancha”, por eso las respuestas de movimiento son los indicadores por excelencia de “Función creativa”. Las características de esas respuestas nos darán la información sobre el equilibrio entre “transgresión” y “adecuación”

3°)     La “forma” en las respuestas es un indicador de test que correlacionaremos con la “adecuación” de la transformación, si es bizarra, es pura ruptura; locura.

   4°)      El contenido de las respuestas nos abre al código singular de la persona. Observamos en él lo vivido que se hace estructura psíquica. Buscaremos la puerta de entrada a ese código para lograr el ineludible e inicial paso para producir re-creación y re- estructuración: “la unidad en el código”.    

A partir de esa unidad se crea un vínculo nuevo, que comienza a ser re-estructurante de los vínculos repetitivos. Si en ese vínculo nuevo, reeducador, se desarrolla un proceso constante creativo, caracterizado por la re-creación tanto del miembro educador como del miembro educando, se desarrollará un proceso vital constantemente creativo. Si en ese vínculo sólo hay modificaciones repetitivas, ambos miembros en el mejor de los casos obtendrán una conveniente versión de lo anterior. En este caso, no habrá proceso creativo.

Tratando de precisar en forma apretada, se puede enumerar como puntos fundamentales del proceso evolutivo de la “Función creativa” y de “Reestructuración vincular” los siguientes:

               1°) Reconocimiento: a partir del Encuentro Psicodiagnótico y de la investigación creativa en la información surgida en el mismo, emerge el proceso correspondiente al “yo te reconozco”-“tú te reconoces”; desde esta instancia, que es el vínculo inicial, reconocemos lo repetitivo y lo creativo en la historia y en la situación dada fundando la “Unidad en el código”. A partir de allí comienza el proceso “psicoevolutivo integrativo”.

            2°) Reestructuración: a partir del reconocimiento surgirán nuevas estructuras: perceptivas - ideacionales – afectivas y conductuales que se irán modelando a través de diversas técnicas por ej:

-      Reconocimiento y discriminación de las nuevas formas surgidas de lo dicho y pensado en comparación con las “viejas formas”.

-      Ejercicios perceptivos de figura – fondo

                                   -   Organización en gráficos abstractos.

                                   -   discriminación de fundamental y              

                                         accesorio.

Proponer modelando nuevas formas de conductas con posterioridad al reconocimiento de concomitantes afectivos inadecuados.

               3°) Formulación: Al concluir un ciclo de reconocimiento – reestructuración se expresa el aprendizaje en tres ámbitos:

  • el de lo singular: significado dentro de su propia historia y en lo subjetivo

                        

  • el de la simbolización: transformar lo subjetivo particular en una formulación que tenga las posibilidades del símbolo.

                        

  • el de lo compartido: pasado por el tamiz de lo simbólico el resultado del aprendizaje podrá ser compartido a traves de una relación      afectiva, de una creación artística o de la acción como agentes modificadores para que otros se interesen en este aprendizaje.

Este proceso tiene como condición la bipolaridad del cambio: el educador que es el encargado de iniciar y conducir el proceso ha de ser también sujeto de recreación durante cada proceso evolutivo.

El objetivo del proceso es liberar y enriquecer la “Función creativa” y como tal es aplicable a toda situación humana donde sea necesario o se desee.

Cumplido un ciclo de proceso podremos realizar un nuevo “Encuentro Psicodiagnótico”, desde donde los participantes observarán los cambios:

Por Ej. En Lámina II del Roschach de Delfina:

               1er. Encuentro: “Como la sombra de un cangrejo. No se ve bien definido”.

               2do. Encuentro: “dos personas bailando…” “y en la parte blanca un águila”. “El águila es una ave tipo muy sagaz, tipo muy justa en el sentido de ver las cosa, parece que va muy decidida.”

Reconocemos la vivencia de ser sombra y de indefinición en el primer encuentro y su transformación en la definición vincular y la vivencia de alegría, fuerza, sagacidad y decisión en el segundo encuentro.

Quisiera para concluir citar palabras de personas que hicieron de educandos en este tipo de proceso evolutivo:

Hombre de negocios:

    “Partiendo de un exhaustivo Psicodiagnótico, se va construyendo un muy fuerte canal de confianza basado en tres herramientas fundamentales:    Calidez, autoridad, y mucho respeto por la inteligencia emocional del educando. No puedo decir en qué momento se establece definitivamente el canal de confianza (léase “unidad en el código”) pero obviamente se construye desde las primeras sesiones, con el uso alternativo o simultáneo de las herramientas mencionadas pero sin rutina. Una vez lograda, el flujo de información mutua es sumamente fluido y es mucho más fácil de decodificar para ambos”.

Mujer de las artes. Con quien trabajamos reestructurando su perdida posibilidad de cantar.

Al terminar el proceso dijo:

           “Encontré en nuestro diálogo la posibilidad de reencontrarme conmigo y con “mi voz”. Las técnicas usadas siempre confluyeron para recrear ese encuentro”

TOMO PRIMERO

Capítulo IV: Psicodiagnóstico (en el D.D.P.T.) de la” energía psicoevolutiva y de la selección electiva”

Energía psicoevolutiva

La descripción del “circuito red de transformación”, descrito ya en la citada publicación “EL Estallido de la Integridad”, (Pág. 104 y siguientes).Tanto como la formula del “Índice de fuerza de Psico Integración”, Pág. 96 y siguientes; nos aproximaron al concepto de “energía psicoevolutiva”.

La fuerza de psicointegracion integra la estructura, en sus aspectos de: construcción de la percepción del mundo y de la propia, eficiencia y solidez de esa construcción, capacidad creativa en el logro del sentido. La relación de indicadores: W%, F%, F+%, M%, desarrollados en las páginas citadas, nos acercan a la comprensión de esa fuerza.

El “Circuito red de transformación” se relaciona con el tiempo: como proceso, vehículo y generador de la transformación. Se incluye como tercer aspecto el estudio de “La función creativa” ya desarrollado en el capítulo anterior.

Para cumplir con un principio básico da le Psicoevolucion integrativa, se deben relacionar por lo menos tres variables o características para tener una mejor aproximación a la complejidad del vivir.

La observación de esas características en los test de cientos de personas, su seguimiento de vida y con los retest; mostró que las personas con “Índices de Psicointegracion buenos” y una fluida capacidad de transformación y por ende de creatividad, obtenían mejores resultados en el proceso de “entrenamiento psicoevolutivo”, traducido en un mejor y más satisfactorio vivir. La experiencia fue llevando a relacionar esos aspectos, para observarlos (“diagnóstico”) y para desarrollarlos (“entrenamiento psicoevolutivo”).

Tratando de formular síntesis para resumir signos de los tests psicológicos encontré la posibilidad de relacionar:

Estructura-forma

--------------------- = Energía psicoevolutiva.

Transformación

Creo percibir en esa formulación alguna relación, que, con sumo respeto y salvando las siderales distancia, me atrevo a mencionar: la del maestro Albert Einstein: E= m x c2 (Energía = masa por velocidad al cuadrado). Siento que esa luz del maestro iluminó la experiencia repetida de observar, tanto la importancia de estructuras fuertes e integradas, como la capacidad de su plasticidad, recreación y renovación. Sólo en una buena relación de ambos aspectos esta la mejor vida, o sea, la re-generación: la Psicoevolucion Integradora.

La primera intuición me surgió al observar y estudiar el proceso de construcción de las figuras del test de Bender. Sus antecedentes bibliográficos en las teorías de la Guestalt, las experiencias de la autora y los conceptos de Jean Piaget   confirman la intuición: se observa la energía del impulso interactuando con la energía de la capacidad de parar el impulso y dar forma, para crear y construir las simples formas presentadas en el test de Bender. Luego integré la corroboración en una figura de mayor complejidad, como es la Figura Compleja de Rey, incorporada en el Área I del D.D.P.T

Cuando fui reconstruyendo el Área II del D.D.P.T (test de Wechsler), observé el aprendizaje en los primeros años de vida: su eficiencia, riqueza, rendimiento en las funciones de la inteligencia;

y en ellas, la huella de la plasticidad de lo singular y lo particular de la historia de ese ser humano, sus límites y sus posibilidades.

Fue la construcción del Área III (test: de Rorschach, figura humana y Phillipson) la que me aproximó a la relación entre la mejor fuerza de estructura y la mejor capacidad de transformación. Penetrar-comprender la relación entre estos procesos, opino que es penetrar-comprender la vida en su energía evolutiva y por lo tanto poder optimizarla.

      

Pudimos observar a lo largo de 25 años, con tests repetidos y sobre todo en seguimientos de vida, que algunas imágenes dadas ante las manchas de tinta del tests de Rorschach, podían llegar a mostrar experiencias de vida. La sorpresa, en este caso, llevó al estudio e integración de la mayor cantidad de variables y a la comparación dentro de la propia experiencia y en la bibliográfica. Una vez más la comprobación de que lo que en este caso parecerían premoniciones o profecías autocumplidas, se relaciona con la existencia de una estructura de un ser-humano que en su historia evolutiva “va cumpliendo los códigos de su identidad”. Una pregunta sería: ¿Cómo hacer para que lo que somos, se desarrolle en nuestro devenir de forma creativa y con una buena capacidad de reconocernos y seleccionar los mejores de nuestras posibilidades?

Volviendo a parafrasear al maestro A. Einstein (siento que me comprende y me perdona), así como él dijo que cuando el ser humano conozca su código va a poder desmaterializarse, transportarse y volver a materializarse; por mi parte inspirada en esa frase y en mi experiencias de trabajo y de vida, digo que cuando mejor conozcamos los códigos de ese ser humano que somos, mejor usaremos nuestra energía para ir transformando nuestro devenir en la mejor “selección electiva” de nuestras posibilidades. Seremos la mejor creación de nosotros mismo y de nuestro mundo. Nos transportaremos a lo largo de “nuestra historia”, realizando nuestras mejores versiones, en re-generaciones cada vez mas ricas.

Algunas ejemplificaciones de la fórmula anunciada (para ser debidamente interpretadas será necesaria la lectura de la publicación anterior ya mencionada: “Estallido de la Integridad”. Contenidos que el presente continua tratando de no repetir, salvo en su resignificación).

E(energía)=F/e (forma-estructura) x T (transformación)

Algunos indicadores de test para estudiar los componentes de la fórmula                                               (ver desarrollo de las

                                                             Áreas en Estallido de la

                                                            Integridad Cáp. Segundo)

F/e: Área I: Bender parámetros de la estructura (1-4-6)

                 Figura compleja parámetros de la estructura

               (1-2-3-6)

F/e: Área II: Wechler parámetros (1-2-3-4-5)

F/e: Área III: Rorschach: parámetros (1-2-3-4-5)

                     ____________________

T: Área I: Bender: parámetros (2-5-6)

               Figura compleja: parámetros (4-5-7)

T: Área II: Wechler: parámetros (3-4-6)

               Flexibilidad, plasticidad de la estructura en la curva                          

               del rendimiento.

T: Área III: Rorschach: parámetros (2- circuito red de

                 Transformación: tiempo vehículo y generador

                 5-6-7).

Tres recursos de observación técnica: módulos de síntesis

  • Función creativa: Áreas I, II, III
  • Índice de fuerza de Psicointegracion: Área III
  • Circuito red de transformación- de los tres primeros parámetros de Rorschach: “el tiempo vehículo y generador”

Interjuego circular de la formula de E.

E= F/E x T

  • A más F/E más energía
  • A más T más energía
  1. A más F/E con más T: más energía evolutiva integrativa: cuando la estructura es fuerte y la capacidad de transformación es también mucha el interjuego es muy bueno.
  2. A más F/E con menos T: buena estructura pero los cambios son pocos y lentos. Estructuras fijas o poco móviles.
  3. A menos F/E con más T: muchos y rápidos cambios con baja integración y alta disipación. Estructura móviles inestables. Poco sentido de integración. Los proyectos se “lanzan” y no se cumplen.
  1. Si la F/E es baja o débil:

                       A) Si T es también bajo, los cambios son pocos y

Lentos. Pocos proyectos creativos y poca concreción.

                       B) Si T es alto: los cambios son muchos y rápidos pero superficiales y con escasa concreción de proyectos.

Cuanto más baja o débil es la estructura (F/E) y mayor la capacidad de transformación, los cambios serán más rápidos y pueden ser vertiginosos. Se puede llegar a la hiperactividad disipativa, sin sentido.

  1. Si la F/E es muy fuerte:
    1. Si T es alta: los cambios serán muchos y profundos. Muchos proyectos y muchas concreciones.
    2. Si T es baja: los cambios serán lentos y pocos pero profundos, en relación con la fortaleza y calidad de la estructura (F/E):
  • Si la F/E es muy fuerte o “rígida” se puede llegar a lo contrario de la disipación desintegrativa; o sea, al bloqueo o parálisis (exceso de integración: sobreintegracion).

Selección electiva

En el Psicodiagnostico

Área I y Área II: analogiza (ejemplifica) las situaciones de la vida de menor opción: figuras para copiar, respuestas con escaso margen de posibilidades. La creatividad esta limitada.

Área III: analogiza (ejemplifica) las situaciones de la vida de mayor opción:

Observando los parámetros señalados para la calidad de la energía psicoevolutiva se verá el terreno psicológico de la “libertad de elección”. En el contexto de la Psicoevolucion, esa “libertad” se expresa con el concepto de “selección electiva” (Estallido de la Integridad Op.Cit. cap. IV).

La “selección electiva” surge del interjuego del reconocimiento de las posibilidades y la elección de las más apropiadas al sentido de vida o “deseo del alma”.

Recorriendo los capítulos del libro citado surge en los distintos indicadores del psicodiagnostico como se presentan en cada persona: sus posibilidades, su capacidad de reconocimiento y la plasticidad de los límites en los que se mueve. Si su fuerza es adecuada, podrá, con buen asesoramiento y decisión, orientar o reorientar su vida haciendo la mejor versión de si mismo.